1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Pónganlo todo a prueba, pero quédense nada más con lo bueno, y rechacen todo lo malo. 1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

El maestro - Curso de capacitación para educadores cristianos infantiles

Por: Dr. José Luis Fortes Gutiérrez
Ceibi Centro Superior de Teología 



Tema 2. El maestro  


  • 2.1. Capacitado para enseñar
El Señor Jesucristo nos advirtió de que en el campo de Dios, la Iglesia, el Diablo sembraría su semilla: “mientras dormían los hombres vino su enemigo y sem bró cizaña entre el trigo y se fue...” (Mt 13.25). La cizaña es una referencia a los “hijos del malo” (Mt 13.38b), es decir a personas que sin nacer de nuevo y ser hijos de Dios llegan a formar parte del Cuerpo de Cristo (Mt 7.21). 1 Allí están durante poco o mucho tiempo consumiendo los nutrientes y la humedad de la tierra e impidiendo c on ello que el trigo crezca y se desarrolle con todas sus posibilidades (Jud 12-13, 16-19). Pero Satanás no sólo siembra sus hijos entre los creyentes de a pie de la iglesi a, sino que también lo hace entre aquellos que sirven al Señor en algún ministerio. Jesús dijo que en su rebaño se introducirían falsos “ministros” o “falsos siervos” al decirnos: “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro so n lobos rapaces.” (Mt 7.15-23) Descargar PDF


  • 2.2. Llamado a enseñar
Nadie puede servir a Dios si no experimenta un llamado por el Señor o llamamiento interno y un llamado por la Iglesia o l lamamiento externo. Ambos llamados son igualmente importantes y deben d arse de forma conjunta en la vida del cristiano si quiere servir a Dios de forma adecuada. Cuando no está el primero el que sirve es metal que resuena o címbalo que retiñe. Y cuando no está el segundo es muy difí cil que el que sirve tenga el primero. En esta lección estudiaremos los dos tipos de llamado. Veamos el primero de ellos. . . Descargar PDF



  • 2.3. Preparado para enseñar
En los dos estudios anteriores hemos visto que aque l que ha de ser maestro o educador debe haber experimentado el llamado y la capacitación de l Señor para este ministerio. Hoy veremos que el maestro debe estar preparado para enseñar ap rendiendo del Señor a ser como él:. . . . Descargar PDF



FUENTE: http://www.icrt.es
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentario!!