1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Pónganlo todo a prueba, pero quédense nada más con lo bueno, y rechacen todo lo malo. 1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Dia del Padre - Poemas

 Cuando Llora El Niño Y Está Usted Cansado,
Dese Cuenta Que Esto Pasará...
Y Cuando Él Se Vaya Al Jardín De Niños,
Se Habrán Olvidado Los Momentos Difíciles.
Intenta Oír.
Escucha Los Pensamientos, Los Sueños,
Las Ansiedades Y Las Risas Que Tu Hijo
Quiere Compartir Contigo.
Alaba A Tu Hijo. Dile "¡Magnifico¡" "Gracias" Y " Por Favor".
Dile Te Quiero, Y "Que Buena Idea".
No Digas "No" Cuando Puedas Decir "Sí".
Ayuda A Tu Hijo A Convertirse En Un Individuo Satisfecho.
No Digas Cosas Crueles,
Que Pueden Lastimarlo,
O Cualquier Cosa Cuando Estás Enojado.
Discúlpate Con Tu Hijo
Cuando Te Equivoques.
Dile "Lo Siento".
Eso Lo Enseñará A Hacer Lo Mismo.
  •  ---------------------------------------
Mi Padre Es Un Hombre Callado, Mesurado, Amable.
Es Un Hombre Bueno Como El Pan, Como La Lluvia, Como El Amanecer.
Es Un Hombre Fuerte Como El Trueno, Como El Diamante, Como Una Montaña.
Mi Padre Ha Sido Ejemplo De Bondad Para Su Familia:
Cuando Éramos Pequeños Nos Llevaba A Pasear, A Comer, Nos Invitaba Pastel O Gelatina, Nos Cuidaba.
Mamá, Mis Hermanos Y Yo Fuimos Objeto De Su Amor, De Su Generosidad Y De Su Respeto.
Mi Padre Es Un Artista. De Joven Aprendió A Trazar Y A Cortar La Tela,
A Hilvanarla Y Coserla En La Máquina.
De Sus Manos Salían Primorosas Capas, Elegantes Abrigos O Tibias Y Cómodas Chamarras.
De Él Aprendí A Trabajar, Bendición Del Cielo.
Desde Temprano Se Sentaba Ante Su Máquina De Coser O Se Encontraba Detrás De Su Mesa De Corte,
Trazando, Cortando (A Máquina O Con Tijeras), Siempre Con Una Aguja Entre Sus Labios.
A Veces Lo Escuchaba Y Me Parecía Que Oraba. Y El Espíritu De Dios Habitaba En Él:
Sus Labios Y Sus Manos Hablaban De La Bondad De Su Corazón.
Interrumpía Su Trabajo Sólo Cuando Mamá Lo Llamaba A Comer.
Comía Poco, Con Frugalidad. Apenas Terminaba, Daba Gracias.
Se Levantaba Y Regresaba A Seguir Su Incansable Labor,
Durante Varias Horas Más, Y Así Durante Muchos Días Y Parte De Sus Noches, A Lo Largo De Muchos Años.
  • -------------------------------------------------
Experimentar Con Alguien
A Quien Tu Mismo Engendraste,
Y En Algunos Casos
A Quien Tu Buscaste.
Con Duro Trabajo
Alimentas A Tu Familia,
Y El Salario De Tu Esfuerzo
El Cariño De Los Tuyos.
Cada Día Que Pasa
Te Quiero Más Aún
Yo Sé Que Eres Bueno
Con Tu Noble Rectitud.
Papito De Mi Vida,
Mi Dulce Protector,
El Cabeza De Familia
Como Lo Dijo Dios.
Padrecito Querido,
Amor De Mi Corazón,
Que Te Quiero Con El Alma
Y Admiro Tu Valor.
Con Un Beso Y Un Abrazo
Te Demuestro Que Te Quiero,
Con Palabras De Dulzura
Manifiesto Mi Cariño.
En Esta Mañana Otoñal,
Yo Deseo Saludar
Al Rey De La Casa
A Mi Padre Sin Igual.
Para Finalizar Estos Versos
No Me Queda Más Que Agregar
¡Felicidad A Mi Padre
Y A Todos Los Demás!
  • ---------------------------------------------------------
Mi Padre Es Un Caballero: Elegante En El Vestir Aunque No Lleve Traje; Es Un Hombre Sabio:
Dulce Y Prudente Al Hablar; Siempre Respetuoso, Cortés Y Amoroso Con Mi Madre.
Gracias A Él, Lo Tengo Todo: Una Familia, Alimento, Techo, Cobijo, Educación;
Me Ha Brindado Su Amor A Manos Llenas, Con Su Respectiva Dosis De Paciencia,
Observaciones, Jalones De Orejas... Y Me Compartió Su Más Preciado Tesoro: El Don De La Vida.
Si No Hubiese Sido Por Él, No Sería Lo Que Soy.
Como Una Pequeña Muestra De Agradecimiento, De Amor Y Para Honrar Su Nombre Y Su Persona,
Escribo Estas Breves Líneas.
Te Mando Un Beso Y Un Abrazo.
Gracias, Papá. Dios Te Bendiga.
  • ----------------------------------------------------------
Papasito Lindo De Mi Corazón
Soy El Doble Tuyo
Y Tu Eres Mi Orgullo
Me Llenas De Amor.
Soy Muy Chiquitito Aprendiendo A Hablar
Fueron Mis Palabras Papito, Papá
Las Primeras Letras….Me Enseñó Mamá,
Hoy En Este Día Te Quiero Decir
Papito Bueno
Que Eres Mi Alegría
Eres Mi Mentor.
Yo Soy Tu Chiquito
Que Te Quiere Dar
Un Besote Grande
Por Ser Mi Papá.
Gracias Por Quererme
Gracias Por Tu Amor
Gracias Por Que Eres
Mi Papi, El Mejor
------------------------------------------------------------

Fabricando un padre - Teatro

 Autor Desconocido


 Personajes:
  • Narrador, 
  • 2 Ángeles, 
  • Maestro.

Ecenografia:
Se adapta un taller de carpinteria.



VOZ
En el taller más extraño y sublime conocido, se reunieron los grandes arquitectos, los afamados carpinteros y los mejores obreros celestiales que debían fabricar al padre perfecto:
Ángel 1- “Debe ser fuerte”, comentó uno.

Ángel 2- “También, debe ser dulce”, comentó otro experto.

Ángel 1- “Debe tener firmeza y mansedumbre; tiene que saber dar buenos consejos”.

Ángel 2- “Debe ser justo en momentos decisivos; alegre y comprensivo en los momentos tiernos”.

Ángel 1- “¿Cómo es posible, poner tal cantidad de cosas en un solo cuerpo?.”

Ángel 2- “Es fácil. Solo tenemos que crear un hombre con la fuerza del hierro y que tenga corazón de caramelo”.

Narrador: Todos rieron ante la ocurrencia y se escuchó una voz: era el Maestro, dueño del taller del cielo:

Maestro- “Veo que al fin comienzan, “No es fácil la tarea, es cierto, pero no es imposible si ponen interés y amor en ello”.

Narrador: Y tomando en sus manos un puñado de tierra, comenzó a darle forma.

Ángel 1- “¿Tierra?” – (preguntó sorprendido )

Ángel 2- “¡Pensé que lo fabricaríamos de mármol, o marfil, o piedras preciosas!”.

Maestro - “Este material es necesario para que sea humilde”

Narrador: Y extendiendo su mano sacó oro de las estrellas y lo añadió a la masa.

Maestro: “Esto es para que en las pruebas brille y se mantenga firme”.

Narrador: Agregó a todo aquello, amor, sabiduría. Le dio forma, le sopló de su aliento y cobró vida, pero…

Ángel 1: faltaba algo, pues en su pecho le quedaba un hueco.

Ángel 2- “¿Y qué pondrás ahí?” -

Maestro: Y abriendo su propio pecho, y ante los ojos asombrados de lo Ángeles, sacó su corazón, le arrancó un pedazo y lo puso en el centro de aquel hueco. Dos lágrimas salieron de sus ojos mientras volvía a su lugar su corazón ensangrentado.

Los dos Ángeles: - “¿Porqué has hecho tal cosa?”

Narrador: Y aún sangrando, le contestó el Maestro:

Maestro: - “Esto hará que me busque en momentos de angustia, que sea justo y recto, que perdone y corrija con paciencia y, sobre todo, que esté dispuesto aún al sacrificio por los suyos y que dirija a sus hijos con su ejemplo, porque al final de su largo trabajo, cuando haya terminado su tarea de padre allá en la tierra, regresará hasta mí. Y satisfecho por su buena labor, yo le daré un lugar aquí en mi reino”.

Jana Alayra - Musica

Musica Infantil Jana Alayra, con varias discografias en ingles y una en español. 
Ingresa a su pagina . . . Click en la imagen

http://www.janaalayra.com/default.aspx?n=628323





Creative Ministry Solutions - (Pagina en ingles)

Libreria que ofrece todo tipo de material para el ministerio Infantil


http://www.creativemin.com/

Dia del Padre - Mi papá robot


Por Gabi Pache de Fiúza
DIBUJO 1
El profesor que no tuvo papá, proyectó durante años un papá para él. Era un ROBOT PAPÁ.
- Estoy súper ansiosa para ver el “Papá Robot” del profesor, dijo una alumna.
- ¡Yo también! Desde el inicio del año nos viene hablando de ese robot. Estoy muy curioso.
- ¡Buenos días niños!, dijo el profesor.
- ¡Buenos días profesor!, responde la clase.
- ¡Llegó el grande día! Hoy conocerán una persona muy especial… cham, cham cham… ¡Aquí está, el mejor papá del mundo! ¡Es mi nuevo papá! ¡Él hace de todo!, dijo el profesor entusiasmado mientras quitaba la tela que cubría el robot.
- ¡Oh!, dijeron todos asombrados.
- ¿Y que sabe hacer profesor?
- Él tiene una programación que le permite hacer muchas cosas. Mira televisión conmigo, me ayuda a lavar el auto y limpiar la casa, vean que maravilla. Tengo un papá que está conmigo siempre. Muy bien, ustedes que tienen un papá díganme todo lo que un buen papá debe hacer, dijo el profesor desafiando a sus alumnos.
DIBUJO 2
Los alumnos levantaron la mano gritando:
- Yo, yo, yo profesor…
- Vos, Daniel. ¿Decime, que te gustaría verlo hacer? Le preguntó el maestro con aire de orgulloso.
- Debe ayudar a cortar el pasto, limpiar la casa y sacar el polvo, por ejemplo.
- Veamos… Listo. El profesor programa el robot y este respondió sacando polvo y limpiando por todos lados. Los niños gritaban de alegría.
DIBUJO 3
- ¿Vieron? ¿Que más, alguien quiere pedir algo más? Vos, Ester ¿que querés que mi papá robot haga?
- Él tiene que ser bueno y tiene que saber abrazar, respondió Ester.
- ¡Vení aquí Ester!, dice el profesor programando el robot. Veamos… Listo.
El robot le da un abrazo apretado.
- ¡Ay, ay me está apretando muy fuerte!
El profesor la ayuda y dice:
- Ehhh… bueno, después le haré unos ajustes y esos abrazos quedarán más cariñosos.

DIBUJO 4
- ¿Y qué más quieren que haga mi “papá”?
- Él tiene que ser chistoso, mi papá es muy gracioso. Me hace reír mucho, dijo Elisa.
El profesor programa el robot y este se comienza a hacer malabarismos y payasadas. Todos los chicos se ríen a más no poder.
- ¡Ahora está mejor! ¡Se parece más a un padre de verdad!, dijeron todos entusiasmados.
- ¿Vieron? ¡Es un padre perfecto! Nunca más me quedaré sin la compañía de un papá. Él hace todo lo que un padre hace. ¿Qué más? ¿Alguien quiere pedir que mi “papá” haga algo?, continuó desafiando el profesor.
DIBUJO 5
- Debe ayudarnos con los deberes de la escuela, dijo Guido.
- Debe comprarnos muchos regalos, dijo Melisa.
- Debe saber contar historias divertidas, dijo Esteban.
- Tiene que saber reír a carcajadas. Tiene que ser un padre alegre, dijo Julieta.
El profesor rápidamente programa el “robot papá” que cumple todas las tareas a la perfección. Los chicos aplaudían cada movimiento del robot.
DIBUJO 6
- ¿Algún otro desafío?
- Un buen papá tiene que saber orar, dijo Cintia desde el fondo del aula con firmeza.
- ¿Orar?, preguntó el profesor desconcertado.
- ¡Sí! ¡Debe saber orar! Orar es hablar con Dios, nuestro Padre mayor. Él es el único que puede todas las cosas. Es muy importante que un papá sepa orar. ¿Sabe por qué profesor? Cuando mi mamá quedó embarazada, en la ecografía de los primeros meses aparecía el feto con terribles malformaciones óseas. Los médicos le dijeron que yo nacería con deformaciones y que ni podría caminar. Pero mi papá, lleno de fe, comenzó a orar, ayunar y a declarar mi sanidad. Él ponía la mano en la pancita de mi mamá y oraba todos los días. Y no quiso hacer otros exámenes, él creyó de todo corazón que Dios me había curado. Y en el día de mi nacimiento, todos se espantaron, porque nací perfecta. YO SOY PERFECTA. Todos se sorprendieron, menos mi papá, claro. Porque él sabía que Dios ya lo había oído. Mi papá ora por el trabajo, por nuestra salud, por la familia, ora por todas nuestras necesidades. ¡Sin duda profesor! Lo que un papá tiene que saber hacer para tener una familia bendecida es orar, como ora mi papá.
DIBUJO 7
El profesor estaba tocado, se había emocionado con cada palabra de Cintia. Todos los compañeritos de la sala de aula estaban con los ojos llenos de lágrimas. El profesor rompió el silencio y dijo:
- Mi papá robot no fue programado para orar. Y creo que ni si lo programase conseguiría hacerlo, porque él nunca podrá tener el amor y la fe de un verdadero papá.
El timbre sonó y los chicos -ahora desinteresados del robot que no sabia orar- fueron saliendo y comentando.
- Vamos a pedirle a nuestro papá que vaya a la iglesia de Cintia. Queremos que también ore como el papá de ella ora.
El profesor y Cintia quedaron en la sala, parados al lado del robot.
- ¿Está decepcionado con su robot profesor?
- Es que cuando finalmente creí que tendría un papá de verdad…, dijo el profesor con tristeza.
- Pero profesor… ¡usted puede tener un papá! Dios puede ser su Papá.
- ¿Como sería posible? Yo ya soy muy grande y lleno de cosas que seguramente no le gustarán a Dios. Creo que Él no querría ser mi Padre.
– Dios lo ama y lo acepta de la manera que usted es. Vayamos a mi casa que mi papá va a saber guiarlo hasta Dios.
- Entonces vamos, porque realmente quiero conocer ese Padre que todo lo puede.
El profesor cubrió el robot y salió con Cintia.
Después de oír el evangelio de la boca del papá de Cintia, el profesor quiso recibir a Jesús en su corazón y de rodillas -por primera vez en su vida- sintió los brazos del amoroso Padre Dios envolverlo.
Ahora por fin el profesor había encontrado lo que tanto buscaba: UN PADRE AMOROSO.
Cintia le guiñó el ojo al papá con complicidad. Porque lo que el profesor no sabía era que ella y su papá oraban por el profesor desde el comienzo del año.
Cintia estaba muy orgullosa de su papá. Un hombre de oración y fe.

FUENTE/semillitakids.blogspot.com/