1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Pónganlo todo a prueba, pero quédense nada más con lo bueno, y rechacen todo lo malo. 1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Juegos

Estos son algunos juegos cristianos para tu computadora o tablet para niños y grandes que encontramos en la red y que puedes descargar totalmente gratis. Que tan bueno eres cuando te hacen preguntas de la Biblia?


Manuel Bonilla - Musica Infantil

Gran interprete clasico de la musica infantil, muchos de nosotros crecimos escuchando a Manuel Bonilla, sus canciones las aprendimos en Escuela Dominical y despues de muchos años seguimos escuchando estas producciones:


Xtreme Kids

Con las producciones
  • Jesus es super fuerte
  • Voy a Gritar
  • y la mas reciente Brilla en mi
Xtreme  Kids viene a traer alegria a los niños a travez de su musica y sobretodo enseñarles como adorar a Dios y hacerles entender como el los ve a ellos


Ministerio Aventuras Biblicas

Aventuras Bíblicas es un mundo lleno de maravillosas historias que ocurrieron en la vida real. Son Historias llenas enseñanzas y valores humanos. Hombre, mujeres, niños y ancianos nos ensenan que tenemos un Poderoso Dios que se preocupa por nosotros y nos ama en gran manera. Entra a este maravilloso mundo de aventuras bíblicas! Encontraras historias, juegos, videos y mucho, pero mucho mas

(RE-PUBLICADO)



TEMAS VARIOS - Por: Rios de Vida

Estudio participativo para preadolescentes
Estudio bíblico para preadolescentes pero aplicable a toda edad adulta. Permite que el alumno descubria por sí las verdades bíblicas.
Vitamina C
Doce lecciones para preadolescentes y adolescentes. Recorren las verdades fundamentales, los primeros pasos que el cristiano debe conocer. En formato joven.
Ayudas en el culto de niños (PDF) :: Silvia Saini de Verdún
Que necesita experimentar el niño en el tiempo de alabanzas, como llega el niño al culto infantil, que debe proveer el director de culto infantil, y cómo debe ser la alabanza de los niños. Un apunte de apoyo para el director de culto infantil.
Características de los niños (PDF) :: Claudia Gianelli de Sparta
Como maestros debemos conocer las característica de cada edad de la niñez. Este trabajo explica de una manera sintética las etapas evolutivas de los niños, incluyendo la faz espiritual y los consejos para cada franja etaria. Muy interesante.
Claves para maestros exitosos (PDF) :: Pablo Sparta
La misión del maestro de niños, bases y cimientos del buen maestro, evidencias del maestro exitoso, lo que un buen maestro debe evitar, claves para el maestro fiel (o de éxito).
Consejos para maestros de niños :: Pablo Sparta
Una serie de diez consejos prácticos para la enseñanza infantil, especialmente pensado para maestros y ayudantes de Escuela Dominical.
Consejos varios para maestros de niños (PPS) :: Pablo Sparta
Presentación de una serie de consejos prácticos de utilidad para el maestro de niños y preadolescentes: organización de campamentos, ética del maestro, tareas secundarias, eventos especiales... Dictado en el retiro de maestros 2006.
Corazón Valiente. Dos lecciones basadas en Jonás (PDF) :: Pablo Sparta
Una serie de dos lecciones basadas en la vida del profeta Jonás. Enseña sobre el corazón humano y la transformación que el mismo tiene que sufrir para agradar al Señor. Son dos lecciones: 'Hacer de Corazón' y 'Cambiar el Corazón'.
Corazón Valiente. Lección 1 - Ilustraciones (PPS) :: Pablo Sparta
Ilustración de la primer lección de la serie 'Corazón Valiente'. Su título es 'Hacer de Corazón', y está basada en Jonás caps. 1 y 2. Desarrollo de la lección también disponible.
Corazón Valiente. Lección 2 - Ilustraciones (PPS) :: Pablo Sparta
Ilustración de la segunda lección de la serie 'Corazón Valiente'. Su título es 'Cambiar el Corazón', y está basada en Jonás 3 y 4. Desarrollo de la lección también disponible.
La fabulosa experiencia de ser preadolescente (DOC) :: Walter Mieli
Cómo tener una preadolescencia cristiana, feliz, útil y divertida en el día de hoy.
Maestros fuertes y valientes (PDF) :: Pablo Sparta
Un mensaje de aliento para maestros de niños y preadolescentes... y para el siervo en general. Basado en 1 Crónicas 28:20
Manual del educador cristiano (PDF) :: Graff / Tortonese
'El educador o maestro cristiano es orientador y guía influyente (positiva o negativamente, voluntaria o involuntariamente) en la formación espiritual de sus educandos, y es responsable espiritual de sus vidas.' Libro para maestros.
Planificación de enseñanza bíblica (PDF) :: Pablo Sparta
Se expone la organización y planificación de la enseñanza bíblica infantil en general, brindando ejemplos. Especialmente pensado para una escuela secular, pero vale para cualquier institución educativa o escuela dominical.
Que nos pasa a las chicas (PDF) :: Nelly Esther Boubila de García
Un interesante, útil y práctico taller sobre la sexualidad femenina en la adolescencia y juventud, desde el punto de vista cristiano.
Que nos pasa a los chicos (PDF) :: Santiago Gilmartin
Un interesante, útil y práctico taller sobre la sexualidad masculina en la adolescencia y juventud, enfocado desde un punto de vista bíblico.
Recreación infantil (PDF) :: Romina Roldán, Marcos Estraviz, Pablo Cabrera
La actitud del director de recreación infantil, el trabajo en equipo, la ambientación, elección de los juegos, los problemas de siempre, recreación en campamentos, ejemplo de juegos de integración, dinámicos, tranquilos, nocturnos, deportivos...
Test del maestro exitoso (PDF) :: Pablo Sparta
Este test o examen del maestro infantil evalúa y establece un puntaje para cuatro áreas: resultados, relación con los niños, dedicación y vida espiritual. Para pensar.
Trabajando con niños discapacitados (DOC) :: Sandra de Esteve
Pautas y experiencias para el trabajo cristiano con niños con distintas discapacidades (son el 20% de la población). Teoría y práctica.
Valientes que confían (PDF) :: Pablo Sparta
Lección para niños y preadolescentes sobre la valentía y confiar en Dios. Es una de las tres lecciones de la serie 'El niño y la crisis'.
Valientes que confían - Ilustraciones (PDF) :: Pablo Sparta
Ilustraciones infantiles para la lección para niños y preadolescentes sobre la valentía y confiar en Dios. Es una de las tres lecciones de la serie 'El niño y la crisis'.

Ayudas en el culto de niños (PDF) - Silvia Saini de Verdún

AYUDAS EN EL CULTO DE NIÑOS

“…hombres muy eficaces en la obra del ministerio en la casa de Dios” (1º Crónicas 9:13)

Encontramos que había hombres que trabajaban en la casa de Dios. Esto era considerado un ministerio, y además tenían una cualidad sorprendente.. la palabra eficaz significa: “ que produce el efecto esperado” .
La tarea, la función que realizaban estos hombres resultaba como se esperaba fuera.
Estamos desarrollando o tratando de llevar adelante un ministerio en la presencia de Dios. Hablamos de un ministerio espiritual ya que nuestro objetivo es que el corazón del niño se acerque más a Dios, le conozca, etc.
Por lo tanto, Dios espera de nosotros que no sólo hagamos una “buena” tarea o cumplamos “bien” su propósito; sino que seamos eficaces.
Sea nuestra oración de cada día: “Señor esto lo quiero llevar adelante con la plena certeza de que mi trabajo está volviendo a Ti, cumpliendo tu deseo”

1- ¿QUÉ NECESITA EXPERIMENTAR EL NIÑO EN EL TIEMPO DE ALABANZAS?
El tiempo que dedicamos a dar nuestras alabanzas a Dios, debe ser una experiencia feliz para el niño. Ya por naturaleza a él le gusta cantar, moverse… pero no debe quedar allí nuestra enseñanza. Debemos llevarlo a que disfrute con todo su ser, espíritu, alma y cuerpo de este tiempo. Tiene que disfrutar en su interior de algo que trasciende lo natural, distinto de cantar y moverse al ritmo de otras canciones. Esto es un acto espiritual.
A) El niño necesita sentir la cercanía de Jesús. Cuando esto sucede el niño experimenta
consecuencias directas en su corazón:
• Libertad
• Descanso
• Sed de Dios
• Gozo
• Confianza
• Compromiso con
Dios
• Paz
• Seguridad
• Transformación
• Quietud interior
B) Si le damos lugar al Señor en el culto, el niño sentirá deseos de acercarse a El, y lo hará por medio
de:
• Canciones
• Adoración
• Alabanzas
• Oración
Además sentirá deseos y la necesidad de mostrar su corazón a Jesús.
C) El tiempo de alabanzas debe ser ese lugar y ese momento; cuyo objetivo es acercarse a Jesús y
sentirlo cerca; donde el niño encuentre espacio para:
• La expectativa: lo que trae como ofrenda es real y es importante
• La expresión corporal: suelta emociones, se expresa a sí mismo
• El movimiento: libera tensiones. Hay un propósito en ese movimiento: glorificar a Dios
• La voz: Jesús lo está escuchando
• La libertad sin imposiciones: disfruta el preparar la ofrenda, el entregar esa ofrenda al Señor y
el ser bendecido.
Consideremos cuan diferente es:
- proveerles entretenimiento disfrazado de alabanza
- darles canciones y música pasando sólo un tiempo y sintiendo que sólo gastaron energía
- volcar nuestro anhelo y nuestra comisión de dar alabanzas a Dios-por medio de música y
canciones-quedando los niños fuera.
Recordemos que el niño debe llevarse del culto todo lo que no puede y de hecho no experimenta fuera de él. El culto debe ser para el niño un momento de paz, de sosiego, de libertad, de felicidad.

2- ¿CÓMO LLEGA EL NIÑO AL TIEMPO DE ALABANZAS?
Por lo general el niño llega envuelto por diferentes factores:
o Su mente con pensamientos varios
o Sus ojos con imágenes ni productivas ni deseadas
o Sus oídos escuchando críticas, mentiras, etc.
o Su corazón experimentando inseguridades, temores, dudas, confusión, desilusiones,
frustraciones, diferentes emociones, etc.
Cada niño llega con su entorno particular, sus vivencias familiares, y con un enemigo rodeándole queriendo robar la bendición de Dios.
Entonces nos encontramos con niños:
o Cargados
o Con presiones
o Inquietos
o De familias rotas, desgarradas
o Descreídos
o Conocedores de todo lo que hay que
o De familias creyentes
hacer
o De familias modelo
Necesitamos ayudar al niño a lanzarse en los brazos del Señor y dejar que El lo remonte alto. En medio de las alabanzas esas vendas que lo atan irán cayendo.
Tendremos entonces niños que experimentan la cercanía y el poder de la presencia de Dios.

Ayudando a que esas vendas caigan en cada tiempo de alabanzas
a) Somos la oportunidad de un niño. Ya sea como músico, como guía/director o como maestro.
Somos la oportunidad de un niño (al ser instrumentos en las manos del Señor) para que pueda sentir la paz, el gozo, la contención, la protección, la seguridad, el perdón de parte de Dios.
Por eso es importante que no sólo tomemos el tiempo de alabanzas como un momento de
canciones nada más.
Salmo 92:1 “Bueno es alabarte, Jehová, y cantar salmos a tu nombre…”
Salmo 73:28 “Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien…”
b) Hay una porción espiritual para cada niño. Un regalo espiritual que el Señor desea entregar a
cada hijo. A cada niño cuando nos juntamos para darle alabanzas.
o Cuando le alabamos, Dios nos bendice.
o Cuando nos acercamos a El, El se acerca a nosotros Santiago 4:8
o Cuando venimos a El con nuestras cargas, El nos hace descansar San Mateo 11:.28
o Cuando le pedimos cosas y lo hacemos con gratitud; El se agrada Filipenses. 4:6
Podemos ayudar a que el niño experimente todo esto por medio de la música, las alabanzas.
Si el niño se encuentra con la presencia de Dios, encontrará a través de las canciones y la música la forma de soltar sus cargas y recibir así el amor abrasador de Jesucristo que todo lo cura, todo lo vence. Ese niño se sentirá atado a Jesucristo.
Como consecuencia directa ese niño seguramente prestará más atención en clase, se mostrará más abierto, estará más preparado en su mente y en su corazón para recibir la Palabra de Dios.

3- ¿QUE NECESITAMOS PROVEER NOSOTROS EN EL CULTO?
a) Atmósfera de alabanzas
El ambiente tiene que estar preparado. El niño tiene que sentir esa atmósfera a culto. Su imagen tiene que ser siempre la de una fiesta. El momento de alabar a Dios es un momento de fiesta, de alegría. El niño debe anhelar ir al culto cada vez más. ¡Debe disfrutarlo!
Santiago 5:13 - Salmo 100:4
Ingredientes para crear esta atmósfera:
Oración grupal de los maestros
Ubicación de maestros y músicos en su lugar
Música sonando
Ingredientes para conservar esta atmósfera
Trabajo en conjunto de los maestros (entre los niños) 1º Crónicas 13:3
Orden
Compromiso con el culto Esta atmósfera es un referente para el niño. Ya de lejos se distingue que la fiesta ya empezó…¡y es para no perdérsela!
b) Culto con propósito El tiempo de alabanzas debe comenzar bien festivo, alegre. Pero en algún momento del culto debemos darle guía: algo concreto y específico. Es lo que llamamos culto con propósito. El niño se lleva un mensaje claro de parte de Dios.
Esta guía la podemos transmitir tomando situaciones imaginarias o supuestas, o pasajes bíblicos por
medio de:
• Mini representaciones
• Mimos
• Gráficos
• Etc.

c) Adecuada selección de canciones
Al escoger las canciones para el tiempo de alabanzas con los niños, lo primero que tenemos que tener en cuenta es la edad de ellos. Estas tienen que ser adecuadas a las características y a la capacidad de comprensión de cada edad.
De modo general consideraremos los siguientes puntos:

CANCIONES:
• Preferentemente cortas
• Comprensibles para el niño
• Sin palabras rebuscadas
• Preferentemente sin palabras abstractas, y si las tienen enseñar su significado
• Adecuadas al momento que sentimos guiar
• Que el niño pueda tomar como su oración
• Fáciles de memorizar y reproducir
• Que se vayan renovando

Párvulos:
CANCIONES:
• Que sean muy cortitas
• Que contengan pocas palabras
• Que contengan palabras que remarquen un objetivo
• Que contengan palabras que se repitan
• Con mucho ritmo
• Apoyadas por la expresión del cuerpo y las mímicas

A medida que la edad va avanzando, las canciones van siendo más largas, con un vocabulario más rico,
sin la utilización de tantas mímicas.

CANCIONES ESPECÍFICAS PARA NIÑOS
Son las más adecuadas, especialmente para los más pequeños, ya que buscamos tengan las características anteriormente nombradas. Son más fáciles de comprender e interpretar.

CANCIONES COMUNES A TODA LA IGLESIA
Es bueno que los niños canten también aquellas canciones con las cuales la iglesia alaba a Dios, ya que
los hace sentir parte del mismo cuerpo. Además al estar reunidos en el culto congregacional podrán sentirse seguros al interpretarlas.
En este caso hay que hacer una selección correcta de las canciones y considerar los puntos antes nombrados.
Es bueno tomar los estribillos, si la canción es muy extensa o compleja.
También a tener en cuenta es la respuesta del niño frente a dichas canciones, ya que buscamos éste las pueda disfrutar y hacer suya la letra.

LA CANCION DE ACUERDO A LOS DIFERENTES MOMENTOS EN EL CULTO
Debemos prestar atención a la clasificación de las canciones cuando nos referimos a los distintos momentos en el culto.

Canciones rápidas y movidas: nos ayudarán en el tiempo de alabanzas, donde expresamos gozo y libertad.

Canciones lentas: nos ayudarán en los momentos de cercanía con el Señor, para expresar nuestro amor y lo que sentimos por Él.
En el caso de los más pequeños, es aconsejable hacer lenta alguna canción un poco más movida quizá, ya que luego de este momento breve, volveremos a alabar con todas las fuerzas

Canciones adecuadas al momento:
• De reconocimiento de la persona de Cristo
• De agradecimiento por lo que es Cristo y por lo que recibimos de El
• De ofrenda, manifestando lo que traemos para entregar al Señor
• De formación en la alabanza, que nos enseñan la forma de alabar
• De expresión del corazón, que muestran como nos sentimos
• De afirmación de verdades en todo lo que Dios nos promete
• ¡¡Stop!!! Son aquellas canciones con las cuales debemos tener cuidado, porque son las de vocabulario abstracto, complejo y de difícil interpretación.

Algunos consejos:
Duración de los cultos: varía según la edad, la madurez del grupo y la respuesta. No muy extensos, Preferentemente cortos. Es preferible 10 minutos donde el culto sea real, y no 40 minutos donde sólo es un entretenimiento o no llega al corazón de los niños.
División por edades: es aconsejable separarlos, ya que se puede adecuar las canciones, las mímicas., los objetivos, las necesidades.
Concentrados en un solo grupo: si no es posible la división por edades, en el momento de la respuesta en el niño agruparlos guiados por un maestro. Escoger canciones más neutras en cuanto a la
edad.

4- ¿COMO DEBE SER NUESTRA ALABANZA?
“Alabadle conforme a la inmensidad de Su grandeza” Salmo 150: 2
No sólo es importante que alabemos el nombre del señor, sino que tenemos que tener en cuenta la calidad.
Hablamos de calidad porque nos estamos refiriendo Dios. Y no sólo nos manda que le alabemos, sino que debemos hacerlo conforme a la riqueza Suya.
El niño necesita ser ayudado para aprender a estar en la presencia de Dios.
El niño necesita ser ayudado para aprender a dar a Dios el culto que El merece y desea recibir.
Para poder brindar esa ayuda al niño necesitamos nosotros conocer el corazón de Dios, y así conocer Su voluntad y Su deseo.
Vamos a hablar del culto graficándolo por medio de un triángulo.

ADORACIÓN
Es el momento de mayor cercanía con el Señor, el más profundo. Este tiempo surgirá
espontáneamente, Surgirá como respuesta a Su voz. Nace el deseo genuino de amarle,
rendirnos, entregarnos… Es un tiempo de quietud, de sinceridad, de apertura del corazón….

Jeremías 7:22-23
Cuando el niño aprende a escuchar la voz de Dios en su interior, viene la revelación de Dios mismo, y esa realidad de pertenencia.
El mismo Espíritu santo trae esa exhortación al corazón a caminar en la rectitud de Su Palabra.
Dios manda que cada uno de sus hijos escuche Su voz, y ande en sus caminos.
Ya no sólo se trata de que el niño aprenda a alabar a Dios, sino que aprenda a estar en la
quietud de Su Presencia y a disponer su ser entero como para percibir la voz del Dios Trino hablándole
personalmente.
El niño recibe un mensaje claro de parte de Dios.
Cuando es la voz de Dios hablando al corazón, nunca se borrará. Esto marcará la diferencia entre creyentes rutinarios en cuanto al culto y creyentes conocedores del Ser de Dios. Y
comienza en la niñez!

VOZ DE DIOS
Este es el tiempo para formarlos, para enseñarles como debemos presentarnos delante de Dios,como os acercamos a Su presencia, que desea El recibir.
Es el tiempo donde se rompen dentro del corazón del niño muchas cosas. Es el tiempo dondelas vendas comienzan a caer.
Deuteronomio 6:5 - Salmo 150:2 - Salmo 145:3 - Salmo 119:7 - Salmo 100:4 - Salmo 66:2 -
Levítico 22:29

ALABANZA
Para que pensemos:
• A veces guiamos a los niños a adorar a Dios, cuando las vendas no cayeron todavía.
• A veces deseamos que el niño escuche la voz de Dios, cuando nosotros no dejamos de hablar.
• A veces enseñamos a dar culto a Dios, donde no hay espacio para escucharle a El.
• A veces transmitimos una alabanza no de acuerdo a la “inmensidad de Su grandeza”, sino a lacantidad de nuestras fuerzas.
• A veces enseñamos a centrarnos en como le damos nuestro culto a Dios, y no en como El desearecibirlo.

PUBLICADO ORIGINALMENTE POR http://www.riosdevida.com/contenido.php?id_contenido=286



Templates para paginas Infantiles Cristianas - Ana by anA (Portugues)


Estas trabajando en una pagina infantil cristiana o ya tienes una? esta pagina te ofrece varios diseños de diversos temas totalmente gratis, muy originales y muy lindos el template que usamos es de alli y agradecemos a la diseñadora.




CLICK EN LA FOTO

Crianca Adoradora/Niños Adoradores - (Portugues)

Pagina con Juegos, historias, videos que nos ayudan en el ministerio infantil...


Click en la foto

Pastoral infantil - (Apuntes) Rev. Jorge Bravo




Por: Rev. Lic. Jorge Bravo C.
I. INTRODUCCIÓN
Todo niño o niña desde su gestación en el seno de la madre, va asimilando todos los procesos de cambios que experimenta (huevo, embrión y feto) y también la madre (alegría, tristeza, dolor, cambios físicos y psicológicos). Cuando nace ya tiene internalizado en su ser una serie de factores positivos y negativos que van a formar parte de su personalidad. El niño y la niña son el fiel reflejo de lo que su hogar y la sociedad son. Los valores que se le inculca a un niño o niña han de ser el tesoro más precioso que los padres pueden dejar como herencia a sus hijos e hijas.
Desde pequeños, el niño y la niña, necesitan experimentar el amor de la madre y del padre; ser educados con el ejemplo; tener un ambiente positivo; motivarles hacia cosas positivas y trascendentes; enseñarles los caminos de Dios y practicar siempre lo bueno. Sólo así los niños tendrán un carácter positivo y un alto valor de la vida. Pero la realidad es otra, la mayoría de niños y niñas no viven esta experiencia y sus conductas, por lo tanto, son negativas. Muchos de ellos no tienen familia completa (falta mamá o papá, en otros casos los dos); viven en un ambiente hostil, familiarizados con el lenguaje soez, asimilan actitudes negativas por medio de la TV; sufren agresión verbal, psíquica y física; abandono a temprana edad; son obligados a trabajar desde muy temprana edad. Los resultados están a la vista todos los días.
La Pastoral tiene una tarea muy importante con los padres y la familia del niño. Debe procurar generar espacios de amor y de alegría, es decir, un ambiente positivo. Es urgente y necesario orientar a la familia y a la sociedad sobre el rol que les toca en la educación del niño y de la niña. La Iglesia no puede estar ajena a esta problemática; es en este campo que puede ejercer una pastoral infantil a través de diversos programas: kindergarten, educación inicial, escuela dominical, colegios, escuela para padres, etc. El futuro de un país y de la humanidad entera está en la buena formación moral y espiritual de los niños y niñas. Ellos y ellas necesitan desde muy pequeños ser orientados y educados en la Palabra de Dios. La Biblia tiene muchos testimonios de niños al servicio de Dios.
II. SITUACIÓN ACTUAL DE LOS NIÑOS
  1. En la familia.- Generalmente los niños y niñas al nacer adquieren su desarrollo en el hogar y ahí van recibiendo la enseñanza previa a su formación integral. Esta enseñanza en muchos casos está a cargo de la madre, quien trasmite al niño o niña valores y costumbres de acuerdo al tipo de educación que haya recibido en el transcurso de la vida. En muchos casos el padre está ausente en la educación de los hijos e hijas por diversos motivos coyunturales, como por ejemplo, la excesiva hora de trabajo en la oficina, en la empresa u otra forma de trabajo; viaje; separación, etc. Raros son los casos en que la situación es contraria.
En otros casos los padres están ausentes del hogar por diversos motivos y no están preparados para educar a sus hijos e hijas en esas situaciones; recurren para ello a un familiar que los puedan tener o de lo contrario a alguna persona que realiza el servicio de cuidar niños y entonces se da que para la formación del niño se apela a la tradición familiar, a costumbres populares o a criterios personales de quien cría a los niños. En casos extremos se abusa de ellos, hasta el punto de dañar su físico, su moral, su espiritualidad, y hasta su sexualidad. Se violan todos sus derechos
Como consecuencia, el accionar de un niño depende mucho de la formación que se le imparte en el hogar. De ahí que podríamos decir que existen niños y niñas con "buenas costumbres", así como niños y niñas con "malas costumbres".
Esto nos permite apreciar el tipo de formación familiar que recibe el niño desde muy temprana edad y que a medida que va creciendo, va internalizando en lo profundo de su ser y se reflejará en su conducta.
  1. En el barrio.- El barrio es otro lugar donde el niño aprende una serie de cosas y costumbres. Ahí aprende a convivir con los demás, es el medio de escape con su familia, no se encuentra con la rigidez de la autoridad de los padres, casi diríamos que se encuentra liberado de su ambiente familiar.
Si analizamos el ambiente del barrio, éste es muy heterogéneo. El niño recibe la influencia de diversos tipos de costumbres de valores morales y espirituales, los cuales son diferentes a lo que se le enseña en el hogar. Es ahí donde el grupo influye grandemente en la personalidad del niño. Generalmente los padres ni se enteran de lo que su hijo habla, piensa o hace en el barrio. Hay un descuido por saber quiénes son los amigos de sus hijos y qué es lo piensan y hacen.
  1. En la escuela.- En la escuela o colegio se establece una relación: maestro(a)-alumno(a)-alumno(a). La misión de toda entidad educativa es educar al niño en el aspecto cognoscitivo, afectivo, social, y espiritual. Un estudio ha determinado que las tres cuartas partes de lo que un niño refleja en su personalidad, se debe a las diversas influencias recibidas tanto del maestro como de sus compañeros de aula. De ahí que se afirme que la escuela o colegio es el segundo hogar del niño.
Hay muchos factores negativos que pueden darse en la formación de la personalidad del niño, tales como: adquirir posturas o manías de otros, rebeldía, desadaptación distracción al estudiar, etc.
La escuela o colegio es el encuentro de niños y maestros que permite establecer una verdadera relación de diálogo, no sólo sobre la base del conocimiento sino sobre la base de las inquietudes y necesidades que expresa el niño.
El maestro debe ser el mejor amigo del niño en toda su vida escolar.
  1. En la Iglesia.- Una de las tareas de la iglesia es la de alimentar la fe los niños y niñas, darles las herramientas para el crecimiento y desarrollo de sus vidas en lo espiritual, los cuales han ser parte constitutiva de su personalidad (Cf. Mt. 19:13-15). En cada actividad litúrgica el niño participa con su propia comprensión y adoración a Dios. Pero muchas veces se les descuida y no se les tiene en cuenta. El niño no comprende lo que realiza el adulto en el templo y de las formas de adoración que expresa. Una de las fallas que encontramos en la iglesia es que muchos de los adultos no están debidamente capacitados para formar niños. Demos un vistazo a dos espacios en la que confluyen muchos niños y niñas:
  1. El Culto de Adoración.- Casi la mayoría de los niños y niñas en el Culto no participan activamente y cuando hacen su participación ésta es repitiendo canciones o textos de memoria. Aquí podemos ver que falta una dinámica propia para ellos, que pueda permitir expresar el nivel de su fe a Dios, que les permita gozar del encuentro con su Dios y su comunidad. Lamentablemente cuando molestan o hacen ruido, lo primero que se hace es retirarlos del culto, llevándolos a lugares especiales para ellos o de lo contrario no se les atiende. El Culto debe ser una experiencia agradable para todo niño que se acerca a adorar a Dios.
  2. La Escuela Dominical.- La Escuela Dominical debe ser un espacio donde el niño y la niña aprenden todo lo referente a su fe en Dios, conocen y practican los valores cristianos, comparten la amistad con los demás. Muchas de nuestras Escuelas Dominicales carecen de maestros preparados y que cuenten con materiales propios para niños(as). La atención para con el niño debe ser especial, se les debe brindar calor de hogar, materiales para su edad, enseñanza actualizada, oportunidades para su creatividad, canciones que refuercen su fe, etc. La Escuela Dominical debe ser un espacio donde el niño pueda dialogar acerca de su fe con su maestro y sus amigos. El maestro es el pastor del niño.
III. LOS NIÑOS OLVIDADOS.-
Estos niños son aquellos que no entran fácilmente a la categoría de niños excelentes, generalmente son olvidados por su condición social en que viven. Son los que están totalmente desamparados por la sociedad.
  1. Abandonados.- Son aquellos que caminan por las calles mendigando un pan o deambulando sin saber a donde ir. Han sido abandonados por sus padres o tutores. En ellos la personalidad a desarrollar ha de ser el resultado de la influencia del medio ambiente y del tipo de relación que tenga con las personas de su edad o mayores. En un contexto social así, éstos niños adquieren costumbres y hábitos negativos, que difícilmente se podrán cambiar a corto plazo. Sus modelos de vida no son los grandes personajes de la sociedad que se caracterizan por la practica de altos valores morales y espirituales, sino los de la calle.
  2. Enfermos.- Generalmente el ambiente del niño enfermo es su lecho o algún lugar donde permanece largo tiempo para su recuperación y se desarrolla. Unos tienen enfermedades físicas y otros padecen enfermedades psicológicas. En estos casos la atención toma dos caminos: uno es la atención simple, casi descuidada, se realiza en el hogar o en algún lugar asistencial no muy adecuado, sin posibilidades de contar con las medicinas necesarias. El otro es la atención adecuada, pero donde no tienen la posibilidad de compartir muy a menudo con sus familiares, ya sea porque estos lugares se encuentran muy distantes o por el abandono de los padres.
Es lamentable encontrar muchos niños en situación de abandono, ya sea por la irresponsabilidad de sus padres o por insensibilidad social.
  1. Pobres.- Muchos niños y niñas se encuentran en una situación de extrema pobreza, desde ya esta situación les impide tener una buena alimentación, una buena educación, es decir, un bienestar adecuado; lo que implica que no tienen las condiciones básicas para ser felices. El panorama es bastante desolador, ya que muchos de esos niños mueren al nacer o en edad temprana; otros caen en desgracia, son abandonados por sus padres, y no tienen donde ir. En la mayoría de casos son llamados por la sociedad: "niños de la calle", "pirañitas" o en el último de los casos "peligrosos". La personalidad y situación de cada uno de estos niños es muy crítica y su futuro no es nada extraordinario, a pesar de los esfuerzos que realizan algunas personas e instituciones por ayudarles a superar esta situación.
IV. UNA PASTORAL PARA NIÑOS.-
  1. Análisis de su entorno social.- Como se habrá visto anteriormente, para realizar una pastoral con los niños es necesario hacer un análisis previo de su entorno social (familia, barrio, escuela, sociedad), para lo cual nos ayuda las siguientes preguntas: ¿Qué está sucediendo con los niños y niñas?, ¿Cómo es su medio donde viven?, ¿Cómo se están desarrollando?, ¿Tienen problemas de orden social, económico, cultural, familiar y espiritual?. Estas preguntas nos ayudarán a realizar un cuidadoso análisis de la realidad infantil, el cual nos permitirá bosquejar un plan para nuestra tarea pastoral.
  2. Establecer el diálogo.- Una vez obtenida la información necesaria, se necesita establecer un diálogo con los niños y niñas, hacerse amigos de ellos, estar con ellos en todas sus actividades. Es un diálogo restaurador en el cual no sólo se obtiene datos sino un mayor conocimiento existencial de su persona, de su familia y de su situación social.
  3. Visita a sus hogares.- Toda información necesita ser verificada; para ello es aconsejable visitar el hogar del niño para establecer un diálogo con los padres y poder comprometerlos en la tarea pastoral. Esta es una gran oportunidad para compartir nuestro interés por sus hijos, invitarles a reuniones de orientación familiar, escuela de padres, reuniones de la iglesia. A la vez nos permite conocer sus necesidades básicas.
  4. Identificación con su visión de las cosas.- Los niños desde ya por todas las informaciones que reciben van adquiriendo una visión de las cosas, por lo tanto, es necesario que los que van a hacer una pastoral con los niños se identifiquen plenamente con sus ideales, su realidad, sus inquietudes e interrogantes que tienen. Esta actitud no significa salir del paso ante sus preguntas ni dar falsas ilusiones, sino es tomar la actitud de sentarse con ellos, estar en plena relación íntima, ayudarles a forjar su propio destino.
  5. Formación de un equipo idóneo.- La pastoral no puede estar en manos de una sola persona, es necesario contar con un equipo idóneo que apoye la tarea pastoral. El trabajo tiene que darse en equipo y para ello debe tenerse en cuenta lo siguiente:
  1. No se puede atender al niño simplemente con relatos o cuentos bíblicos, sino que se le debe complementar con temas de la vida cotidiana, para poder interpretar mejor la realidad desde una perspectiva cristiana.
  2. Las formas verbales casi no deben usarse, es conveniente usar la forma de la expresión en forma creativa (arte), como medio para posibilitar la expresión del niño, sus conflictos, ideas, etc.
  3. Las dificultades que experimentan los niños requieren en su proceso de ajuste a la sociedad una atención pastoral y ésta debe estar al alcance del niño.
  1. La Iglesia como centro de encuentro.- La iglesia tiene que convertirse en un centro de encuentro cristiano de los niños y niñas, donde ellos puedan sentirse como si fuese su casa, su escuela, su barrio, la casa de Dios. Para lograr ello es necesario que toda la comunidad haga suyo este propósito.
La Escuela Dominical es un buen espacio que permite una buena formación cristiana para sus vidas. En lo posible debe haber cultos para niños, una vez al mes, utilizando para ello liturgias apropiadas para su nivel y dinámicas posibles para su celebración, incluyendo desde la creatividad hasta su plena participación. Permitir una separación transitoria con las personas mayores para poder vivenciar a su edad una experiencia con Dios. Luego pueden participar en el Culto con sus expresiones propias y talentos.
Las actividades que realice la iglesia con niños y niñas deben tener en cuenta todo lo expresado hasta aquí. Si hubiera niños y niñas de la comunidad que no son parte de la congregación, no se les debe forzar a asistir a los cultos, sino invitar a asistir juntos con sus padres. Nuestra misión principal es formarlos con valores cristianos y que puedan expresar su fe en la comunidad cristiana a la que pertenecen.
La tarea pastoral de la Iglesia en cualquier comunidad es compartir el amor de Dios con todos los niños y niñas.

. Autor: Rev. Jorge Bravo