1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

Pónganlo todo a prueba, pero quédense nada más con lo bueno, y rechacen todo lo malo. 1a Tesalonicenses 5:21-22 TLA

¿Cómo mantengo el interés en mi clase?

ObreroFiel.com – Se permite reproducir este material siempre y cuando no se venda. mantener la atencion

¿Cómo mantengo el interés en mi clase?
Cuando estás enseñando, debes siempre hacerte varias preguntas. Entre ellas, son las siguientes:

  1. ¿Cómo mantengo la atención de mis alumnos desde el primer segundo?
Hay que planear algo interesantísimo para comenzar la clase. Los niños desde que entran al salón, deciden si van a participar o no en la experiencia de aprendizaje. Entonces, ¡ayúdales a tener interés! Tal vez podrías comenzar con una historia verídica de tu propia experiencia, o un hecho de mucho interés para los niños, o una pregunta que les hace pensar y les abre el interés, tal vez una pregunta de “cierto o falso”, o un pequeño drama. No comiences con algo como, “Favor de abrir sus Biblias al libro de Juan”. ¡Eso definitivamente no les abre el apetito para aprender! ¡Sea cretivo! No tengas miedo de hacer algo “diferente”.

  1. ¿Cómo me puedo enfocar en solo una verdad?
La tentación para casi todos los maestros es enseñar muchas verdades en una sola lección. ¡No lo hagas! Los alumnos aprenden mucho más cuando nos enfocamos en una sola verdad. Refuerza la verdad con muchos ejemplos, con evidencia bíblica, con discusión y con actividades enfocadas en esa misma verdad.

  1. ¿Cómo puedo usar audiovisuales?
Hace muchos años vi una película que enseñaba acerca de la sangre. En esta película, la sangre surgía por las venas como animalitos, en forma de caricaturas. Eran blancos y rojos. Nunca he olvidado las enseñanzas de esa película, porque me agarró el interés de inmediato. Fue un visual clave. Ayuda a tus alumnos a aprender por medio de cuadros que pintas (¡No tienes que ser artista! ¡Pueden ser cuadros de figuras muy simples!), por medio de escribir en el pizarrón, por señas. Busca visuales en revistas, compra o pide prestado figuras de la Biblia de amigos o de tu iglesia. Busca lo que este disponible en tu iglesia para tu uso. En estos días hay muchísimo en el Internet, y ¡por supuesto, puede encontrar mucha ayuda en www.obrerofiel.com! Los visuales reforzarán lo que estás enseñando y los niños lo recordarán por más tiempo por verlo visualizado.

No temas dejar que los niños te “ayuden” a dar la lección, usando los visuales que usas. Si usas figuras de franelógrafo o afelpa, después de dar la lección, deja que los niños suban las figuras y que cuenten la lección. Esto te ayudará a ti ver si en verdad entendieron la lección, y también les mantendrá la atención, porque están participando.


  1. ¿Cómo ayudo a los niños a participar?
Haciendo preguntas es una de las mejores maneras para ayudar a tus alumnos a participar. Pero que estés seguro que hayas preparado tus preguntas de antemano, para estimular sus mentes. No hagas preguntas tontas porque los niños se darán cuenta, y los perderás. También involucra a los niños en ilustrar la lección – que ellos ilustren con caricaturas lo que la lección enseña. Les encantará y te sorprenderás con lo que aprenden. Las manualidades ayudan a reforzar la enseñanza y ayudan a que los niños expliquen a sus padres lo que estudiaron en la clase. Las lecciones objetivas, dramas y música también son maneras de involucrar a los niños. No lo hagas todo tú solo. Déjales a ellos planear un drama, que ellos canten o dirijan el canto, que ellos presenten una lección objetiva, tal vez dándoles una semana para planearla.


  1. ¿Cómo puedo aplicar la verdad?
Tus alumnos van a decir “¿Y eso qué?” si no aplicas la lección de maneras prácticas para sus vidas. Un ejemplo es la historia de la carta que Elías escribió al Rey Joroam. El profeta le dijo al rey que Dios iba a castigarle por dejar a Jehová y por matar a sus hermanos. Aplicación: “¡No a la violencia!” Puedes enfatizar que sin duda los niños no van a matar a nadie, pero, ¿qué de pegar a sus hermanitos o tratándoles mal? A Dios no le agrada cuando peleamos con miembros de nuestra familia. Debemos decidir hoy mismo que, con la ayuda de Dios vamos a tratar con amor a los miembros de nuestra familia. Recuerden, “¡No a la violencia!” Los mandatos de Dios se deben aplicar a la vida cotidiana de los niños mismos.

Cuando preparas tu lección, si te haces estas cinco preguntas, y las aplicas a tu clase y a tu lección, te ayudará a tener una clase atenta y verás cambios positivos en tus alumnos. Crecerán en el Señor y tú te gozarás muchísimo de poder enseñarles. Que Dios te ayude a no solo mantener la atención, sino ayudar a cambiar vidas para nuestro Dios

FUENTE: http://obrerofiel.com

3 comentarios:

Gabriela Segovia dijo...

De mucha ayuda!!!! Gracias y Bendiciones

Gabriela Segovia dijo...

Muy interesante!! Gracias

Gabriela Segovia dijo...

De mucha ayuda!!!! Gracias y Bendiciones

Publicar un comentario

Agradezco tus comentario!!